El invierno afecta a las mascotas tanto a nivel físico como anímico. La medicina veterinaria te ayuda a hacer frente a los riesgos propios del invierno para la protección de la salud física y emocional de perros y gatos.

En el centro  veterinario de Ana Martín realizamos tratamientos holísticos que contribuyen a mejorar la salud y bienestar animal en invierno, sin efectos secundarios. Agenda una cita para consulta.

Cómo afecta el invierno a tus mascotas y los cuidados de veterinaria naturista claves para esta época del año.

Menos horas de luz natural: más aletargamiento y disminución de la actividad.

La reducción de la luz natural que comienza en otoño y tiene su punto álgido en torno a Navidad afecta negativamente a los animales. También a los que conviven en nuestros hogares. Afecta a sus ritmos circadianos y en algunos casos incluso a su ánimo.

En muchos casos la ajetreada vida diaria impide a los dueños pasear con sus perros por el día en invierno. Se van a trabajar temprano, cuando aún es de noche, y regresan cuando el sol ya se ha ocultado. Por eso los paseos suelen resultar menos estimulantes para el animal y es más probable que caigan en la tristeza. 

A través de la kinesiología veterinaria se puede comprobar el estado de equilibrio del animal. Esta información permite tomar medidas para su restablecimiento , cuando es necesario, mediante fitoterapia china veterinaria.

El frío, la humedad  y sus consecuencias para perros y gatos mayores y con enfermedades crónicas y degenerativas

El frío  y la humedad propios del final del otoño y del invierno pueden afectar negativamente a los animales mayores y con problemas de huesos. También puede afectar a su bienestar, de diferente forma según su raza y adaptación al frío.

 Para evitar eso  en los animales más frioleros o con enfermedades previas, valora el uso de abrigos. No como elemento de moda, sino como elemento de protección de su salud y bienestar.

 En esta época del año es muy aconsejable tratar a los animales con MOXA.

La Moxa, es una hierba ( Artemisa) con muchas propiedades antiinflamatorias y que aplicada adecuadamente en ciertas partes del cuerpo, ayuda mucho a los problemas óseos y musculares que pueden ser axacerbados en estas épocas del año.

Los que más sufren las consecuencias de la humedad y el frío invernal son los animales que tienen enfermedades crónicas y enfermedades degenerativas. 

Los servicios de veterinaria naturista ayudan a proteger y mejorar el bienestar de animales con este tipo de afecciones. La acupuntura veterinaria reduce su dolor y contribuye a mejorar su rango de movimiento. La homeopatía veterinaria puede ayudar a aliviar dolores reumáticos y a proteger sus órganos internos.

Climatología adversa y menos paseos pueden provocar aumento de peso y decaimiento anímico.

El frío, la lluvia, las heladas y la nieve provocan que en algunas zonas se haga necesario reducir las salidas de los animales. Algunos gatos pueden llevar mal no salir a la terraza o el jardín, pero son los perros habituados a largos paseos los que más pueden sufrir ante la reducción de la actividad exterior. 

Es aconsejable seguir sacando a tu perro aunque haga mal tiempo, es muy importante que se mueva y corra a pesar del frío y la humedad.

A nivel físico pasear menos puede derivar en problemas de obesidad si no se ajusta la dieta del animal. También se reduce su masa muscular, lo que en el caso de las enfermedades degenerativas de músculos y huesos, acentúa sus síntomas, como el dolor o la reducción de la movilidad.

A nivel mental y emocional, puede provocar decaimiento, tristeza e incluso depresión. 

El uso de determinados aceites esenciales para mascotas en tratamientos de zoofarmacognosis dirigida, contribuye a la mejora del animal. Ayudan a mejorar su estado de ánimo, a aliviar el dolor crónico y estimula las funciones de los órganos internos, mejorando la salud y bienestar  del animal a nivel global.

Cambios de temperatura bruscos y bajada de defensas hacen al animal más vulnerable a infecciones.

El frío debilita el sistema inmunológico de perros y gatos. Los cambios bruscos de temperatura entre el frío exterior y los interiores con la calefacción alta, también contribuyen a este problema.

Un sistema inmune débil hace más vulnerable al animal ante infecciones, más proclive a contagiarse y ralentiza la respuesta del sistema defensivo.

El aire frío del invernal irrita las vías respiratorias altas del animal al entrar en ellas y puede producir  irritación.  Afecta especialmente a la nariz, laringe y tráquea de modo que las deja más sensibles y vulnerables, aumentando la probabilidad de sufrir una infección. Para una buena respuesta es importante que perros y gatos mantengan un sistema inmune sano.

Reforzar las defensas naturales de perros y gatos con tratamientos naturales es posible y no genera efectos secundarios adversos. A través de tratamientos de zoofarmacognosis dirigida así como a través del tratamiento de fitoterapia china veterinaria se puede lograr. También la homeopatía veterinaria es eficaz en este sentido.

Además una dieta saludable y el equilibrio entre los cinco elementos de la medicina veterinaria china son claves para que perros y gatos mantengan un sistema inmunológico fuerte y activo todo el año.

Hielo y lesiones en las almohadillas.

Los gatos y en mayor medida los perros tienen en invierno en el hielo un gran enemigo. No es raro que las heladas o la nieve congelada causen grietas en sus almohadillas u otras lesiones en sus patas.

Existen tratamientos tópicos de homeopatía veterinaria y ungüentos de ingredientes naturales para aplicar sobre las almohadillas y reparar esas lesiones.

 

Fuentes:

https://www.lavanguardia.com/mascotas/perros/20230127/8710323/asi-afecta-frio-perro-invierno-brl.html

https://www.muyinteresante.es/mascotas/24663.html

https://purina.com.mx/purina/perros/perros-en-invierno-como-cuidarlo-en-temporada-invernal

 
Ana martin veterinaria homeópata
Ana Martín

Licenciada en veterinaria
COL. 4544