La homeopatía veterinaria es uno de los tipos de medicina que en la clínica veterinaria Ana Martín en El Boalo aplicamos más a menudo.

Es cada vez más conocida y utilizada para el cuidado de la salud animal en diferentes ámbitos.

Fundamentalmente se elige para la atención veterinaria a animales domésticos y mascotas por carecer de efectos secundarios. En animales de granja o piscifactoría porque la homeopatía no deja residuos y no afecta al consumo humano de la producción (de carne, leche o huevos). Para el tratamiento de animales de competición (galgos o caballos, por ejemplo) porque la homeopatía no influye en los controles antidoping.

Pero, ¿qué se puede tratar con homeopatía veterinaria? Estos son los 10 tratamientos más usuales.

Homeopatía veterinaria, los 10 tratamientos más usuales.

1.- Tratamiento de infecciones sin antibióticos.

Este tratamiento tiene una mayor demanda para curar a animales destinados al consumo humano o la producción de alimento. Fundamentalmente en la ganadería ecológica. Pero cada vez más también en la convencional. La UE está abogando por reducir el uso de antibióticos en animales destinados a la producción alimentaria para evitar resistencias en humanos. Este es un tema que preocupa a productores, autoridades y expertos en medicina humana.

Pero también se puede aplicar a animales de compañía o animales en refugios o en espacios de semilibertad, entre otros.

2.- Tratamiento de alergias en animales con homeopatía veterinaria.

Las alergias no solo son propias del ser humano. También los animales pueden presentar alergias ambientales o a determinados alimentos. Especialmente lo sufren animales en contacto estrecho con las personas o que viven en ciudad: perros, gatos, caballos de hípica.

Con la homeopatía veterinaria se puede estimular la producción natural de cortisona del individuo tratado. Así mejora su respuesta al alérgeno sin desensibilizaciones.

3.- Control del dolor postoperatorio o crónico.

Puede aplicarse tratamiento de homeopatía veterinaria para el control del dolor postoperatorio en todo tipo de animales. No solo en mamíferos. También, entre otros, en aves exóticas.

Además de tratar el dolor, la homeopatía para animales puede acelerar la curación tras la lesión.

Pero también el dolor crónico puede aliviarse con homeopatía. Sola o combinándola con otras terapias como la acupuntura veterinaria para el alivio del dolor.

4.- Otitis.

Una de las enfermedades más frecuentes en perros y gatos, sobre todo, es la otitis. El tratamiento de homeopatía veterinaria para solucionar la otitis en animales es de los más usuales.

5.- Desparasitación interna y externa con homeopatía veterinaria.

La desparasitación interna y externa es clave para el cuidado de la salud animal y su mayor bienestar y calidad de vida. En animales que conviven estrechamente con humanos, también es una cuestión de salud para las personas. Por ello se considera la desparasitación animal como una medida de salud pública.

Prevenir la infestación de parásitos internos en perros, gatos y otros animales es mucho más fácil si el animal esta energéticamente saludable, lo que hace que su sistema inmunitario este en óptimas condiciones, esto lo conseguimos con la homeopatía. Esto unido a unas normas básicas de higiene permite proteger a los animales y a las personas que conviven con ellos o con las que se relacionan.

6.-Tratamiento homeopático de la depresión y ansiedad en animales.

No son pocos los animales que padecen estos problemas. En algunos casos aparecen por separación o tras la muerte de su cuidador principal, por estrés en la competición, en animales que han sufrido previamente un abandono y por muchos otros motivos. La homeopatía veterinaria permite tratar con éxito el ámbito emocional del animal.

A menudo hay que hacer algunos cambios en el manejo y pautas familiares.

7.-Tratamiento de problemas digestivos en animales, uno de los más usuales en homeopatía veterinaria.

Diarreas, vómitos o estreñimiento son algunos de los múltiples problemas digestivos que la homeopatía veterinaria puede solucionar. ¡Incluso las bolas de pelo en gatos!

8.- Anemia.

También es muy usual el tratamiento homeopático de la anemia en animales. Es una enfermedad frecuente y solucionable, clave para la salud y el bienestar del animal. Devolverle la fuerza y vitalidad mejora su ánimo y calidad de vida. Y le hace menos propenso a contraer infecciones y otras enfermedades.

9.- Heridas infectadas y mordeduras de otros animales.

Las heridas infectadas y las mordeduras de otros animales también se pueden tratar a través de la homeopatía veterinaria. ¿Sabías que con la medicina homeopática para animales se puede solucionar la infección y sus síntomas asociados? ¿Y también se logra acelerar la cicatrización de los tejidos para que la herida cierre bien de forma rápida?

Otro de los problemas más habituales que se tratan con homeopatía veterinaria son las lesiones en las patas y en las almohadillas que sufren perros y gatos. Por ejemplo, por cortes o al clavarse algún cuerpo extraño.

10.- Enfermedades víricas.

Las enfermedades víricas en animales también tienen solución a través de la homeopatía veterinaria. Y no solo en animales domésticos, mascotas o de granja. También en determinados casos se puede utilizar para la curación de animales salvajes que viven en semilibertad.

 

Estos son solo algunos ejemplos de los problemas de salud que más habitualmente tratamos con homeopatía veterinaria. Pero, por supuesto, no son los únicos. Todo tipo de enfermedades, leves, graves y agudas pueden tratarse con remedios homeopáticos. Incluso enfermedades raras.

Agenda una cita para tratar el problema de salud que quieres solucionar en tu mascota o animales a través de nuestra consulta de homeopatía veterinaria en el Boalo.