Col. Nº. 4544

“Un país, una civilización se
puede juzgar por la forma en que
trata a sus animales”

Thomas Edison









Homeonoticias

Afecto entre el niño y el caballo
Marzo 2012

escorpion



La relación que se establece de chico con un animal de estas características no sólo queda en el recuerdo sino que tiene una capacidad formativa que se mantiene a lo largo de la vida.

En medio de relinchos y galopes se puede generar, entre un chico y un caballo, una relación de compañía y cariño tan fuerte y especial, propios del carácter de ambos, que puede durar toda la vida y desarrollar diferentes beneficios.

El veterinario Gerardo Minuzzi, director de la escuela de equitación Hipocampo, explica que “es increíble el vínculo” que se establece porque “es un animal noble, perceptible y sensible”. Anahí Zlotnik, veterinaria experta en comportamiento animal, homeopatía y masajes terapéuticos y autora de “Relinchos y susurros”, dice que cuando un chico “se cría con ellos” o tiene un contacto cercano, se dan “experiencias maravillosas porque el caballo puede ser muy protector y compañero”.

La especialista resalta que “es notable cuando un chico se acerca”, porque el caballo “se ofrece a él y pone sus orejas de costado, como en una situación de pasividad”. En su experiencia personal, Zlotnik cuenta: “Siendo muy chica me metí sin que nadie supiera en el box de un caballo, un padrillo muy nervioso. Cuando me vio el capataz se quería morir, porque pensó que me iba a matar, pero estaba mansísimo”. La veterinaria atribuye esto a que “los chicos no tienen tantas expectativas y tienen menos tensión” que los adultos, porque su energía es “más pura”.

La domadora María Eugenia Fuentes, quien a los tres meses empezó a andar a caballo con su papá en el campo, recuerda: “Mi viejo me había regalado al 'Soquete', que era muy mañero y nadie lo podía montar, pero yo lo montaba de muy chiquita, no tenía problema”. A los seis años le diagnosticaron Perthes, una enfermedad en la cadera que le dificultaba el caminar. A partir de ese momento, forjó para siempre el vínculo con su caballo: “Cuando empecé con las muletas y no podía apoyar las piernas, él era como si supiera que tenía que cuidarme. En cambio por ahí iba otro, como un gaucho, y no lo podía montar. Desde ese instante empecé a tener una relación muy especial con él, aunque siempre la tuve con todos los caballos”.

Los motivos de acercamiento a este animal pueden ser diferentes: “Es una relación que a veces es por diversión, a veces por cariño o a veces por interés, porque uno empieza a calcular que con ese caballo va a ganarse la vida practicando un deporte”, cuenta el ex polista de Indios Chapaleufú I Horacio Heguy (hijo). “Cuando uno vive de él es difícil tener cariño porque es tu forma de trabajar”, explica Heguy, seis veces campeón del Abierto de Polo de Palermo, aunque recuerda los tiempos de su infancia: “Teníamos muchos petisos, eran los que usábamos para andar todos los días, uno les toma mucho cariño porque es su primer caballo. Esas cosas sí te quedan más marcadas. Me acuerdo de Lenguaraz, el primero que domé, era muy bueno”.

Son varios los beneficios que puede generar el vínculo entre chicos y caballos. De acuerdo a Minuzzi, uno de ellos es levantar el autoestima, porque “manejar a un animal de 400 ó 500 kilos, les da seguridad”. Fuentes coincide: “Sentir que semejante bestia me dejaba montar a mí me hacia tener el autoestima muy alta”. En niños hiperquinéticos pueden ayudar a “templar el carácter” y a “bajar las revoluciones”, explica Minuzzi. Además, el hecho de cuidar un animal, según Zlotnik, es beneficioso porque “es una buena preparación para que aprendan la responsabilidad por otro ser viviente”.

Esta relación tan especial puede perdurar durante años, porque el animal tiene la capacidad de recordarlo: “Le relincha, lo saluda, lo reconoce rápidamente por el olfato. Cuando toman el olor del chico lo incorporan como si fuera alguien de su manada. Es literal cuando dicen que tienen memoria de elefante, si hubo un buen vínculo, te recuerda aún después de mucho tiempo”, explica Zlotnik. Esto puede ser tan fuerte y especial como le pasó a Fuentes con 'Soquete', su caballo, que una mañana cuando ella llegó al campo se acostó a su lado y murió, haciéndole sentir que la había esperado para ese momento.



Caso anterior Volver

Qué es la homeopatía

La homeopatía fue creada entre 1790 y 1843 por un médico y químico llamado Samuel Hahnemann...
 

Consulta homeopática

Quién no ha estado nunca en una consulta de un homeópata, le puede parecer un tanto extraño las cosas que preguntamos y por que cosas nos interesamos...
 

Implantes de oro en veterinaria

Los implantes de oro es una técnica muy útil para el dolor articular crónico. Cuando por determinadas circunstancias es complicado utilizar la acupultura tradicional china con agujas
 
       © SAO Comunicación